ger,
la vivienda de los nómadas mongoles

22 de marzo de 2014

 

Un ger (o yurta) es una vivienda típica mongola. Tiene forma circular y está realizada a partir de una estructura de madera que recubren con una gruesa capa de lana y encima una tela blanca, que atan con cuerdas trenzadas de pelo de camello. Se deja un hueco en el centro de la parte superior para sacar el tiro de la estufa, que entre luz y que haya ventilación. Todos los ger están orientados hacía el Sur. Son cálidos en invierno y frescos en verano.

Ger, vivienda de los nómadas mongoles Interior del ger

Por dentro, cubren las paredes con telas decorativas. En el centro está la estufa que alimentan con excrementos secos de animales, porque en la estepa no hay ni un árbol. En el fondo tienen un pequeño aparador con las cosas de valor, fotos de la familia y una figura de Buda. En cada lateral hay un asiento que hacen las veces de cama. Al lado izquierdo de la puerta está la estanteria con los utensilios para cocinar y al otro lado, normalmente tienen un gran bidón de plástico donde elaboran el airag (leche de yegua fermentada). Para dormir, utilizan unas gruesas alfombras que extienden en el suelo y duerme toda la familia en el mismo habitáculo.

Las familias nómadas se mudan muy a menudo en busca de pastos mejores para sus rebaños. De ahí lo práctico de no tener casi mobiliario y de que la casa sea tan rudimentaria, a la vez que práctica. El ger lo desmontan en 1 hora y cabe todo en un camello.

Desmontando un ger Ger totalmente desmontado

 

diario de mongolia

 

Subir